alt

¿POR QUÉ SER MIEMBRO DEL INSTITUTO DE INGENIEROS DE CHILE?

Hoy en día se reconoce a nivel mundial un hecho que ya fue apreciado en toda su dimensión en el año 1888 por nuestros fundadores y es que las entidades sin fines de lucro permiten una forma de participación en la vida pública que es más concreta, involucra más integralmente a las personas y les ofrece un mayor sentido de pertenencia.

Considerando que el objetivo del Instituto es promover la excelencia de la ingeniería y contribuir al desarrollo del país, al asociarse al Instituto usted podrá:

·     Participar en el análisis y proposición de soluciones a problemas que afectan el desarrollo nacional y a la profesión, haciendo presente a través del Instituto su opinión, sugerencias o planteamientos, contando con el permanente respaldo de su reconocido prestigio, independencia y excelencia académica y técnica.

·    Asistir y participar en charlas, conferencias y almuerzos mensuales en el Club de la Unión, en que una personalidad del quehacer público o privado expone sobre temas de trascendencia nacional; estos eventos cuentan con la presencia de autoridades y distinguidas personalidades.

·     Tener acceso a la documentación oficial del Instituto, su biblioteca. Uso de la sede social, incluyendo el salón auditorio, salas de reuniones y almuerzos.

·     Recibir la Revista Chilena de Ingeniería y Anales del Instituto de Ingenieros, publicación que se inicia en el año 1888, que cuenta con valiosos artículos y colaboraciones de académicos y personalidades del ámbito público y privado, y socios de la Corporación.

 

JORGE CAUAS LAMA

 

alt 

 

Ingeniero Civil, Universidad de Chile Master of Arts en Economia, Columbia University.

Medalla de Oro del Instituto de Ingenieros de Chile.
 
Miembro de Número de la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales.
 
Ha sido Profesor Titular de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica de Chile, Vicepresidente del Banco Central de Chile, Director del Development Research Center del Banco Mundial, Ministro de Hacienda y Embajador en USA, Consejero del Centro de Estudios Públicos y Director de Varias Empresas.
 

 

IVÁN ALVAREZ VALDES

alt

 

Ingeniero Civil Eléctrico, U. de Concepción, Magister en Ciencias de la Ingeniería, U. de Chile y Doctor © en Gestión, con 25 años de experiencia profesional en ingeniería, dirección en educación superior y docencia universitaria.

Ha sido Director Ejecutivo, Rector, Decano interino, Director Académico, y actualmente es Director de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián.

Como ingeniero participó en proyectos de automatización e informática industrial, y fue Key Account Manager en una multinacional de ingeniería eléctrica, participando en proyectos en Argentina, Perú y Chile. Es docente en el Depto. de Ingeniería Industrial de la U. de Chile.

TESTIMONIO

El Instituto de Ingenieros de Chile en su existencia de casi un siglo y cuarto ha sido un aporte extraordinariamente significativo en el desarrollo de Chile.

La oportunidad de sus estudios y propuestas en aspectos científicos y aplicados en el campo de la ingeniería ha influido positivamente en iniciativas claves en la historia del país, como es el caso de la energía, de las telecomunicaciones y de la infraestructura.

Es particularmente destacable que la asociación al Instituto siendo voluntaria, ha atraído a profesionales del más alto prestigio y capacidad, siendo su aporte el que fundamenta el éxito de la institución. Es un honor ser miembro del Instituto.

 

TESTIMONIO

Ingresar y participar en el IICh me ha reportado gratas experiencias, he asistido a charlas y seminarios sobre temas de actualidad comentados por sus actores. He conocido a destacados  ingenieros, y con algunos de ellos he participado en comisiones que desarrollan propuestas de mejoramiento para algún aspecto de nuestro país.

Aunque el Instituto reúne solo a ingenieros, el tema no se agota en la profesión, el interés por abordar temas país, con el enfoque y perspectivas de la ingeniería, unido a la experiencia e intereses de sus integrantes, hace que el producto final de cualquier debate, seminario, o informe de comisión tenga gran solidez.

Para mi pertenecer el IICh ha significado un enriquecimiento intelectual y crecimiento profesional, que difícilmente hubiese tenido en otra instancia.

 

 

 

 

TOMÁS GUENDELMAN BEDRACK

alt

 

 

Ingeniero Civil, Universidad de Chile (1962) Posgrado Master Of Sciences, Uniiversidad California, Berkeley (1965). Grado Doctor Honoris Causa, Universidad de La Serena (2008).

Profesor, Universidad De Chile (1966-1987). Profesor Titular, Universidad De Chile (1988 a la fecha). Profesor Invitado, Universidad De California, Los Ángeles (1973). Profesor Extraordinario-Universidad Técnica Federico Santa María (1974-1975).
 
Profesor, Universidad De Santiago De Chile (1983 a la fecha). Profesor, Universidad De La Serena (1990). Profesor, Universidad Mayor (2001 A La Fecha). Profesor Guía De Alrededor De 150 Memorias De Titulo, Diferentes Universidades (1967 A La Fecha). Presidente - Asociación Chilena De Sismología E Ingeniería Antisísmica (ACHISINA) (1993-2000). Actualmente, Presidente del Instituto de Ingenieros de Chile.
 
Premio Medalla De Oro 2009, Instituto De Ingenieros De Chile. Premio Nacional en Ingeniería Estructural, Asociación De Ingenieros Civiles Estructurales, 2004. Premio ACHISINA 2002, "Premio a la Excelencia en Ingeniería Sísmica"
 

 

 

 

 

 

ÁLVARO FISCHER ABELIUK  

alt 

 

 

 

Alvaro Fischer, Ingeniero Matemático U. de Chile. Socio fundador de grupo de empresas Resiter. Ex Presidente IICH (Premio "Al Ingeniero por Acciones Distinguidas 2002) y ex Rector Universidad Tecnológica de Chile.

Actualmente, Presidente de Fundación Chile, miembro del Consejo Nacional de Innovación y Presidente de la Fundación Ciencia y Evolución.

Autor de "Evolución. El nuevo paradigma" Universitaria, 2001) y "La mejor Idea Jamás Pensada" (Ediciones B, 2009).

 

 

 

 

 

TESTIMONIO

En 1960, cuando cursaba el cuarto año de Ingeniería Civil en la Universidad de Chile, se registró en el país el terremoto más severo del que se tenga noticias, dejando grandes daños en la zona de Valdivia, principalmente, y una epopeya que es parte de nuestra historia: el bloqueo de la salida de las aguas del lago Riñihue. Se necesitaban manos para desarrollar trabajos de ingeniería, topografía y dirección de faenas, pero como se estimó que el número de inscritos sería bajo, se extendió la invitación a estudiantes de ingeniería de cuarto, quinto y sexto años que desearan participar.

El resultado de la “Operación Riñihue” fue completamente diferente al pronóstico, pues el número de inscritos superó con creces la demanda de recursos humanos, lo que me dejó en Santiago, con frustración, pero con huellas: me había inscrito como socio estudiante del Instituto de Ingenieros de Chile.

Dos años más tarde, en 1962, el ingeniero Raúl Sáez, líder de esta gesta, recibía la “Medalla de Oro” del Instituto.

Casi sin darme cuenta, observo que han pasado más de cincuenta años desde aquel episodio y adivino la pregunta del lector: ¿A qué viene este cuento?

Mi respuesta es simple y breve: aprendí a destinar tiempo y energía a actividades voluntarias, cuyos beneficios me han llegado amplificados con creces.

Considero un deber cívico, a la luz de mi propia experiencia, estimular a  estudiantes, profesionales jóvenes e incluso a algunos mayores, a inscribirse en calidad de socios  del Instituto de Ingenieros de Chile y a participar de sus múltiples y enriquecedoras actividades. Algún día, no lejano, cuando hagan un balance de sus vidas profesionales, pienso que recordarán este breve cuento.  

 

 

 

 

 

 

TESTIMONIO

Mi incorporación al Instituto de Ingenieros de Chile ha sido una de las decisiones más gravitantes de mi carrera profesional. Me permitió desde muy temprana edad interactuar con las grandes figuras de la ingeniería chilena, y conocer y discutir sobre los problemas del país y su desarrollo. Ello me entregó una perspectiva mucho más amplia de la sociedad a la que pertenecía que la que la sola consecución de una vida laboral rutinaria me hubiese dado, y me ayudó a canalizar mi vocación de servicio público desde una plataforma reconocida y apreciada.

La trayectoria y la más que centenaria historia del Instituto han contribuido a construirle una reputación y credibilidad reconocida en los más vastos círculos profesionales e intelectuales chilenos, lo que unido al prestigio de sus miembros constituyen un valioso activo con que cuenta el país, y en el cual los ingenieros chilenos que tienen vocación de servicio pueden encontrar un lugar donde desarrollarla. Pero también, aquellos ingenieros cuya actividad laboral los absorbe de manera muy intensa, pueden encontrar en la membresía del Instituto una forma de colaborar con la Institución que representa a la disciplina que ellos practican, una que tanto ha entregado al país, y a la que, en algún momento futuro, ellos también podrán entregar su aporte personal. 

El Instituto de Ingenieros de Chile es una institución académica preocupada de nobles tareas - la enseñanza de la ingeniería, el desarrollo de la disciplina y el desarrollo del país - próxima a cumplir 125 años de fructífera trayectoria. Los grandes hitos del desarrollo nacional – los ferrocarriles, la electrificación, las telecomunicaciones, el agua y el medio ambiente, entre muchos otros - están todos íntimamente ligados a actividades desarrolladas al interior de este Instituto. Eso le ha dado el prestigio del que goza, y eso es lo que prestigia a quienes forman parte de él.

 

 

 

JAIME ILLANES PIEDRABUENA

alt

 

 

 

 

 

 

 

Ingeniero Civil, Universidad de Chile.MSc y DIC, Imperial College of Science and Technology, Universidad de Londres.

Gerente de Jaime Illanes y Asociados Consultores S.A.Premio al Ingeniero por Acciones Distinguidas, Instituto de Ingenieros de Chile.Presidente, Vicepresidente y Director del Instituto de Ingenieros de Chile en diversos períodos.

Experiencia Internacional en países de Europa, Asia, Medio Oriente y América Latina.

 

 

 

 

 

 

JERKO JURETIC DÍAZ

alt

 

 

 

 

 

 

 

Ingeniero Civil Industrial (2001) y M.B.A. (2003) de la Universidad de Chile Profesional con experiencia en los sectores público y privado, en los ámbitos de la regulación tarifaria y de la fiscalización del transporte. Ha participado en estudios nacionales e internacionales de modelación tarifaria en los sectores de telecomunicaciones y de servicios sanitarios y, en análisis de escenarios económico-financieros en el sector transportes. Cuenta con amplia experiencia del funcionamiento del sistema de transportes de todo el país, fue Secretario Ejecutivo del Programa Nacional de Fiscalización del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Actualmente, Profesor del Departamento de Ingeniería Industrial del curso de Dirección Estratégica de la Universidad de Chile.

TESTIMONIO

Por muchos años he participado en el Instituto de Ingenieros de Chile, ya sea como Director, como miembro de alguna de sus Comisiones, como Presidente de Comisión, Vicepresidente o como Presidente de él. Ha sido una experiencia enriquecedora tanto en lo personal como en lo profesional y una experiencia, que por lo demás, ha sido muy gratificante. Como diríamos los ingenieros; raya para la suma: el Instituto me ha entregado mucho más de lo que yo he podido entregarle.

El Instituto de Ingenieros es una institución académica, que reúne a los mejores profesionales de nuestro país, y que permite el análisis y discusión de temas relevantes para el desarrollo  nacional. Diría, además, que son temas interesantes y a veces muy apasionantes. La particularidad del trabajo del Instituto es que éste se da en un ámbito de calidad, de diversidad, de mucho respeto entre los participantes y donde todas las opiniones son consideradas.

Si tuviera que resumir lo que el Instituto me ha entregado durante estos años, podría señalar brevemente lo siguiente: 

•     Me ha permitido participar en el análisis de temas tan interesantes como el desarrollo sustentable, el cambio climático, la relación entre creatividad, calidad y conocimiento, la reforma al sector público, etc.

•    También me ha permitido interactuar con líderes de la profesión y del país y mantener con ellos diálogos personales que de otra forma no hubiese sido posible en los inicios de mi vida profesional.

•    Me ha permitido, además, interactuar con profesionales con formaciones y visiones a veces muy distintas a la mía como pueden ser los profesionales del sector académico, del sector público y del ámbito político, todos ámbitos distintos al ámbito del sector privado en el que me toca desarrollar mi trabajo profesional.

•  Por último, el Instituto me ha permitido conocer y desarrollar una amistad con ingenieros de una calidad humana superior, amistad que agradezco.

 

 

 

 

 

 

TESTIMONIO

“Hace un par de años me integré como Socio Activo al Instituto de Ingenieros de Chile, buscando un espacio de desafío intelectual que me permitiera compartir experiencias con mis pares profesionales y estar en la vanguardia de la discusión de los grandes proyectos de ingeniería del país. Además de buscar aportar las vivencias que he tenido en mi desarrollo laboral y académico, y contribuir al fortalecimiento de nuestra disciplina.

Hoy hago un balance sumamente positivo y alentador: he sido parte activa de la Comisión de Ingenieros Jóvenes del Instituto, participando en la elaboración de informes del más alto estándar técnico y con discusiones abiertas, independientes y respetuosas de todas las visiones e ideas, conociendo a otros ingenieros con las mismas motivaciones e inquietudes.

Además asisto continuamente a los almuerzos que ofrece el Instituto, que se realizan en el Club de la Unión, donde he tenido la oportunidad de conocer, de primera fuente, las principales iniciativas de la ingeniería nacional e internacional, que impactan o impactarán el desarrollo económico y social de Chile. Los expositores son de primer nivel, tales como, Gerentes de grandes compañías, Ministros de Estado y académicos con amplio reconocimiento. Esto me permite estar siempre actualizado sobre los temas de trascendencia nacional, desde la óptica de la ingeniería y de las ciencias aplicadas.

En resumen, ha sido una experiencia altamente enriquecedora y ha logrado cumplir con todas mis expectativas.”

 

 

 

LAUTARO CÁRCAMO ZILVETI

alt

 

 

 

 

 

Es Ingeniero Civil electricista de la Universidad Católica, año 1950. En las décadas 50 al 70 se desempeñó como profesor universitario en la PUC y en diferentes empresas como Endesa, Empresa Pesquera de Tarapacá SA. Entre los años 59 y 94, Socio Fundador y Director Gerente de CADE-IDEPE, Ingeniería y Desarrollo de Proyectos y desde el año 94, se desempeñó como Presidente de dicha firma hasta el año 2008. Ha sido Presidente, Vicepresidente y Director, en diferentes  periodos de la Asociación de Ingenieros Consultores de Chile.

Ha participado y dirigido diversos proyectos de ingeniería de diseño; economía, finanzas y costos; organización y administración; ingeniería de sistemas; comercialización, mercados y ventas; ingeniería industrial y producción; factibilidad y/o evaluación técnico económica de proyectos, para empresas como: Gener, Metro, Endesa SA, Codelco (División Chuquicamata y El Teniente), Celulosa Arauco y Constitución SA, Empresa Editora Zig- Zag, CORFO, Cemento Melón, Enerva, Somela- Famela, etc. 

Miembro del Colegio de Ingenieros. En el Instituto de Ingenieros recibió el Premio "Marcos Orrego Puelma", 1952 y el Premio "Al Ingeniero por Acciones Distinguidas", año 1998 Medalla de Oro 2010.  Ha sido Director  del Instituto de Ingenieros de Chile en diversos periodos e integrante de diversas   Comisiones de Estudio.

 

JORGE ANDAUR RODRÍGUEZ

alt 

 

Ingeniero Civil Electricista y Magíster en Ciencias de la Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2003).

 
Desde el año 2005 al 2011, se desempeñó en AES Gener S.A., empresa del sector de generación eléctrica, especializándose en temas de regulación y operación de sistemas eléctricos a nivel generación -  transmisión.
 
En el Instituto ha sido integrante de las comisiones “Nuevos Paradigmas y la Ingeniería del Futuro” (2006 - 2007), “Energía” (2006 – 2008) e “Ingenieros Jóvenes, Nuevas Perspectivas y Proyecciones Laborales” (2009), Comisión de Cambio Climático (2011). Recibió la distinción “Roberto Ovalle Aguirre” (2004) como el autor del mejor proyecto o memoria para obtener el titulo de Ingeniero Civil, otorgado por el Instituto de Ingenieros además de las distinciones al mejor titulado de la promoción 2003 de Ingeniería Eléctrica otorgados por el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y el Colegio de Ingenieros de Chile (2003).
 
Actualmente, se desempeña como Subgerente de Riesgo en COLBÚN S.A, y miembro de la Comisión de Energía del Instituto de Ingenieros.
 

TESTIMONIO

Mi primera relación con el Instituto fue con ocasión de Premio Marcos Orrego,  que recibí cuando egresé de la Universidad. Perdí  luego contacto por algunos años porque mi trabajo implicaba frecuentes y largas ausencias de Santiago.

Más  tarde me reintegré y a pesar que mi trabajo profesional exigía atender una apretada agenda de compromisos, logré  incorporarme  de lleno a las labores de la institución. Pude así conocer las actividades que realiza el  Instituto,  y apreciar  la  extraordinaria diversidad y seriedad de los estudios que continuamente emprende, con la participación de un número importante de los socios.

He tenido la oportunidad de participar en algunas de las Comisiones que se constituyen para llevar a cabo estos trabajos, los que culminan con publicaciones de la mayor trascendencia. Al ser presentadas a las autoridades  y a la comunidad en general, por su profundidad e independencia, han influido en la conducción de los asuntos públicos de nuestro país,  tal como otros estudios lo han logrado en muchas oportunidades en la historia del Instituto.

Personalmente para mí, haber integrado  estas Comisiones ha constituido una experiencia inapreciable que difícilmente habría logrado de otro modo. En efecto el trabajo en ellas me ha permitido vincularme a fondo con temas de los cuales,  de otro modo, solo habría tenido el conocimiento superficial  que permiten las apremiantes actividades habituales.

Por otra parte, tanto en las Comisiones como en las exposiciones de invitados especiales y conferencias que tienen lugar periódicamente, se suelen abordar no solo asuntos de la contingencia nacional sino que también temas transcendentes, relacionados con los avances de la ciencia y la búsqueda del sentido de la realidad.

Gracias al contacto con colegas de gran preparación que aportan con desprendimiento sus conocimientos y experiencia, se crea un ambiente de activo estímulo intelectual, que para los socios activos del Instituto constituye una oportunidad excepcional de perfeccionamiento personal.

 

 

TESTIMONIO

En lo personal, es motivo de orgullo y agradecimiento el pertenecer al Instituto de Ingenieros de Chile. Es motivo de orgullo, ya que es una Institución con mucha historia, donde los máximos referentes de la Ingeniería han aportado y aportan hasta el día de hoy activamente con el fin de promover la excelencia de nuestra profesión y contribuir al desarrollo del país.

Es además motivo de agradecimiento, ya que en esta Institución se hace realidad el sueño de que los mejores Ingenieros trabajen en conjunto y en forma desinteresada para avanzar en los grandes temas del país; siempre con las puertas abierta a las nuevas generaciones de Ingenieros para que puedan aprender de las experiencias y conocimientos de los más experimentados. Estoy convencido que pertenecer a esta Institución genera mucho valor al desarrollo personal y a la Ingeniería.